Casi todos organizamos nuestro día basándonos en nuestro horario laboral y salimos a correr cuando tenemos espacio en nuestras agendas. Si quieres saber qué horario es mejor para correr aquí te dejo algunas recomendaciones que te ayudarán a decidirte. Ya sea que puedas correr por la mañana, por la tarde o por la noche, esto te servirá de guía. Así tendrás más claridad para organizar tu día.

CORRER POR LA MAÑANA

Normalmente la mañana es el mejor momento del día para correr, personalmente yo prefiero correr por las mañanas. Y es que entrenar por las mañanas tiene algunos beneficios que te servirán para cumplir ciertos objetivos. Por ejemplo, correr a esta hora te ayudará a perder peso más rápido, sobretodo si corres en ayunas. Al correr tu metabolismo se acelera y se mantiene así durante el resto del día. También notarás que te pone de buen humor, ya que liberas endorfinas, sientendote más activo y feliz. 

Sin embargo, por las mañanas la temperatura de tu cuerpo estará más baja. Así mismo tus niveles de energía también se encuentran bajos. Todo esto ocasionará que te cueste un poco más de trabajo entrenar, incluso puede que no obtengas el ritmo deseado.

correr por la tarde

Al medio día es una buena hora para entrenar. Especialmente si vas a hacerlo en el gimnasio, ya que tu cuepo se encuentra “caliente”, por lo que rendirás más. Esto ayuda también a prevenir lesiones.

En contra de este horario se encuentra precisamente la hora y dependiendo de dónde vivas, la temperatura. Si vives en una ciudad donde hace calor, puede ser que te deshidrates, Te recomiendo tomar agua y/o bebidas isotónicas. Yo prefiero hidratarme con suero cuando entreno en días muy calurosos.

Correr por la noche

Correr por la noche puede resultar bueno para liberar el estrés de todo el día, principalmente ocasionado por el trabajo. También hay estudios que demuestran que este horario es el mejor para lograr una mejor marca personal. 

Pero no todo es bonito si corres por la noche. Busca una ruta segura dónde entrenar, ya que en este horario es cuando más asaltos suceden. También el correr por la noche puede ocasionarte insomnio, ya que activará tu cuerpo, haciendo que no puedas dormir temprano.

En mi opinión

Yo definitivamente prefiero salir a correr por las mañanas, ya que es cuando el ambiente está fresco. También me gusta porque me llena de energía durante todo el día y me pone de buen humor.

La mayoría de las carreras son en este horario, por lo que la costumbre hará que te resulte fácil madrugar.

Cualquiera que sea la hora en la que entrenes, como recordatorio, se necesitan 21 días para crear el hábito. Por lo que te recomiendo tener paciencia y elegir el horario que te resulte más cómodo. Así lograr tus objetivos será más fácil para ti. 

Paciencia, ánimo, disciplina y mucho esfuerzo son la clave para convertirne en un runner experimentado.

 

Autor: Paul Soberanes

Un nerd que una vez empezó a correr y desde entonces trata de motivar a otros para que hagan lo mismo.