Vaya semana que ha pasado, ha sido probablemente una de las más activas e intensas que he tenido. Para contartelo haría falta más de un post, así que resumiré lo más que pueda. Corrí el Medio Maratón Altas y los 10K de la Carrera Lince. Además fue mi cumpleaños, lo cual lo puso todavía más interesante.

Mi cumpleaños es el 1 de Septiembre, así que para festejarlo decidí inscribirme al Medio Maratón Atlas. El Atlas es un equipo de Futbol que tiene un club deportivo multidisciplinario, ellos organizan cada año su 21K. Este año cayó justo un día después de mi cumple, el 2 de Septiembre. El año que viene será el 1ero, por lo que probablemente lo vuelva a correr.

Decidí inscribirme porque cumplí 28 años y sinceramente no tenía ganas de festejarlo con fiesta y alcohol. Así que me inscribí y lo corrí. Para festejar mi cumpleaños invité a unos amigos a cenar a un restaurante llamado 42Kitchen. De verdad que me encantó el lugar, ya que está ambientado con el tema del running. La comida está súper buena y no es un lugar caro, por lo que definitivamente fue una buena elección. Lo que no fue buena elección es que decidí cenar una hamburguesa, moría de hambre.

Antes de una carrera no se recomienda comer grasas ni alimentos altos en fibra, por aquello de la digestión. Justo esto me pasó, me sentí súper pesado durante la carrera. Me dieron ganas de hacer paradas técnicas antes, durante y después, pero no me detuve. Había entrenado bastante para esta carrera y probablemente habría hecho un buen tiempo, pero la hamburguesa…

Pero vayamos por partes.

sábado 1 de septiembre

No sé si lo sepas, pero me encantan los gatos. Tengo dos gatitas, Picky y Sussie, son madre e hija. Ese día temprano llevé a Picky (la mamá) a esterilizar por fin. Me levanté temprano y la llevé con el veterinario. Esto me llevó toda la mañana, y por la tarde fui a recoger el kit de la carrera. Llegué a mi casa a las 6 de la tarde y a las 7:30 era la cena con mis amigos. Me lancé a 42Kitchen y para las 10:30 pm ya estaba por dormir.

Como curiosidad, los de 42Kitchen me regalaron un gel de GU sabor Birthday Cake para la carrera, bonito detalle.

DOMINGO 2 de septiembre

El domingo ya era el día de la carrera, me levanté súper temprano para estar listo a la hora indicada. Llegamos al club del Atlas media hora antes de la carrera, empecé a calentar y estirar un poco, y a las 7:30 de la mañana iniciamos.

Al principio iba con buen ritmo, creo que hice mis 5K más rápidos, pero después de eso la hamburguesa de la noche anterior empezó a cobrarme factura. Corrí como pude, caminé algunos tramos, me quise rendir, quise entrar a algún negocio que había en el camino. Lo cierto es que no me detuve. Terminé la carrera en buen estado, estaba muy motivado. Unos amigos estuvieron echando porras por la ruta, lo cual agradezco bastante.

El 21K del Atlas es una carrera muy producida, al final dan muchísimos regalos a los participantes. Dan comida, muchos líquidos, muestras de productos, etc. Salí cargando una bolsa enorme de cosas que me dieron. Hice un tiempo de 2:13 hrs, como ya lo dije, no tan bueno.

EL RESTO DE ESA SEMANA – SÁBADO 8

Durante esta semana no hice ninguna actividad de running, sólo fui al gimnasio desde el martes hasta el viernes. El Sábado siguiente me fui a festejar con mis amigos a un lugar llamado Los Cantaritos de Amatitán, debo reconocer que nunca había ido. Me gustó bastante. El ambiente es muy local, muy folclórico y la bebida estelar del lugar está súper buena. Es una mezcla de cítricos y tequila, uno termina muy ebrio.

Del lugar nos regresamos temprano, pero el alcohol ya había hecho su efecto en mí, creo que me fui a la cama como a las  2 am, para levantarme a las 6 porque justo el domingo 9 de Septiembre es la Carrera Lince. Una carrera muy buena, de hecho es muy tradicional entre la comunidad de corredores. Total, la disfruté mucho. La corrí platicando con otros corredores, tomando fotos, contestando mensajes, de todo. Traía resaca, pero en sí la carrera estuvo bien, la recomiendo mucho para principiantes y uno que otro experimentado.

costo y cierre

Como siempre, los costos de las carreras son los siguientes:

  • 29 Medio Maratón del Atlas – 530 pesos
  • XXII Carrera Lince – 320 pesos

Lo de la fiesta no lo podría deducir (aparte no entra en el tema), pero los cantaritos es un lugar bastante barato para divertirse. Solo que si van a beber, por favor no manejen.

 

Esta fue mi semana, bastante buena y ajetreada. Cumplí 28 años, pero como alguna vez una maestra me dijo: Un número no dice nada por sí mismo. Así que cumplir años no es tan malo, al menos a mí no me apura.

Gracias por leer todo el artículo, espero que te hayas entretenido un poco. Ya sabes, si tienes algún comentario aquí abajo está la caja, o comentame en mis redes.

¡Nos vemos en la meta!

Autor: Paul Soberanes

Un nerd que una vez empezó a correr y desde entonces trata de motivar a otros para que hagan lo mismo.