Cuando vas de espectador a una carrera y ves que hay miles de personas participando, probablemente te preguntes ¿qué tan difícil puede ser correr?. Pues bien, no es difícil si entrenas lo suficiente, pero no hacerlo te puede llevar a sufrir graves consecuencias. Mientras entrenas, no todo es color de rosa, incluso puede ser más difícil el entreno que la prueba final. Durante el entrenamiento puedes cometer muchos errores, por eso me di a la tarea de listar en este post las 7 cosas que no debes hacer como corredor. Ya sea en un entrenamiento o durante la prueba.

NO TENER UN PLAN DE ENTRENAMIENTO

1. no tener un plan de entrenamiento

Seamos sinceros, no siempre podemos pagar un couch que nos haga un plan de entrenamiento personalizado. De hecho, yo nunca he tenido uno. Sin embargo, conozco mi cuerpo y mi capacidad. Conozco mis horarios, mi rutina. También con la experiencia de tantas carreras me he dado cuenta cuando me hizo falta entrenar; incluso cuando entrené demasiado. Por lo que cuando tengo qué empezar a entrenar para una nueva carrera, siempre uso mi experiencia personal para crear un plan de entrenamiento y seguirlo al pie de la letra.

Ahora bien, si no tienes esa experiencia, puedes buscar en Internet algún plan de entrenamiento genérico, hay algunos que son creados por atletas o entrenadores reconocidos.

Por ejemplo, Fitbit tiene un sitio web donde puedes descargar planes de entrenamiento de Ryan Hall, un corredor profesional retirado. El plan de entrenamiento está lo puedes conseguir haciendo clic aquí.

Otro ejemplo son las apps para correr. Si eres de los que usa Nike+ Run Club seguro puedes crear un plan de entrenamiento “personalizado” que la aplicación diseña basándose en tus carreras previamente guardadas ahí.

Elige tu plan de entrenamiento y no lo ignores, síguelo al pie de la letra y verás que te va a dar buenos resultados.

INGORAR EL CALENTAMIENTO Y EL ENFRIAMIENTO

2. Ingorar el calentamiento y el enfriamiento

Antes de correr, debes dedicar entre 10 y 15 minutos al calentamiento, así como al finalizar tu entrenamiento debes dedicar otros 10 o 15 minutos al enfriamiento. Estos ejercicios pueden incluir estiramientos para que tus músculos se relajen y puedes así entrenar mejor, también puedes caminar para avisarle al cuerpo que lo vas a someter a un ejercicio un poco más pesado.

Así como el calentamiento es importante, también lo es el enfriamiento. Después de correr, debes estirar tus músculos y dejar que se relajen después de una actividad más intensa. Puedes dedicar 1 kilómetro caminando y el resto del tiempo a hacer ejercicios de estiramiento. Todo esto ayuda a que no queden tensiones en tu cuerpo y puedas terminar relajado y con mucha energía.

CORRER SIN HABER DESAYUNADO

3. Correr sin haber desayunado

Si eres de los que prefiere salir a correr por las mañanas, es súper importante que desayunes antes de ello. De hecho, no sólo aplica para el running, sino para cualquier actividad física. Tampoco se trata de desayunar un pozole (para los que somos mexicanos), sino de comer algo ligero que te de la energía suficiente para poder terminar la actividad.

Puedes desayunar un pan con crema de cacahuate, una fruta, etc. Algo que no cause mucho peso en tu estómago y que te permita correr sin sentir que quieres ir al baño (me ha pasado).

Si no desayunas, como decimos algunos, te dará el bajón. En medicina se le llama Hipoglucemia. Es un padecimiento que puede tener sintomas leves o severos. Se produce cuando los niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre son bajos. Si haces alguna actividad física en ayunas puedes experimentar síntomas leves como hormigueo en los labios, manos y cara, ansiedad, palpitación del corazón, etc. Si tus niveles de glucosa siguen bajando empezarás a sufrir confusión y desorientación, paranoia, convulsiones, incluso desmayarte.

Por eso es súper importante llevar una buena alimentación y comer antes de cualquier actividad física. De hecho nunca debes pasar más de 6 horas sin comer. En este artículo de 2142runners se explica más a detalle sobre la Hipoglucemia y su efecto en los runners.

ESPERAR ROMPER TU MARCA PERSONAL EN CADA CARRERA

4. Esperar romper tu marca personal en cada carrera

Personalmente nunca corro esperando romper mi marca personal. Claro que me gustaría hacerlo en cada carrera, pero esperar hacerlo es demasiada presión hacia ti mismo. Mi recomendación es disfrutar cada carrera.

Es bueno competir contigo mismo y contra tu mente, pero no siempre vas a romper tus propios récords. No se diga romper récords de otros corredores. No te exijas demasiado, no compitas contra otros.

También es bueno establecer un objetivo para cada carrera, es decir, establecer que harás 1:30 en un medio maratón, pero no por ello vas a desgarrar tus músculos para conseguirlo.

Disfruta la ruta, los ánimos de las personas que van a apoyar a los corredores, las vistas que te regalan las carreras. Disfruta cruzar una meta y que no te importe si superaste tus tiempos o no. Si conseguiste un RP felicitaciones, pero si no de cualquier manera eres un campeón.

INICIAR UNA CARRERA DEMASIADO RÁPIDO

5. Iniciar una carrera demasiado rápido

Este es un error muy común en cualquier runner que va iniciando. Cuando suena el disparo de salida, no se debe salir corriendo como un loco a toda velocidad. Recuerda que todavía falta mucho para la meta, debes guardar energía y concentración para el resto de la ruta.

He visto a muchos salir dando el máximo y encontrarlos a media ruta con dolor de rodillas, fatigados, sin poder continuar. Este error es crucial y puede hacer que no logres terminar una carrera. Mi recomendación es salir con un ritmo adecuado, que te permita terminar. El ritmo lo dicta tu entrenamiento y tu cuerpo, sigue a ese ritmo con el que entrenaste y mantenlo. Así obtendrás un buen resultado y disfrutarás la carrera, al fin y al cabo es a lo que vas.

DESCANSAR LO SUFICIENTE

6. No descansar lo suficiente

Entrenar duro es bueno, pero recuerda que debes darle un descanso a tu cuerpo. Te lo agradecerá en la próxima carrera. Nunca debes entrenar todos los días de la semana sin tener al menos 2 días de desanso. Incluso debes dormir por lo menos 7 horas para que tu cuerpo se recupere después de una actividad física importante.

Personalmente entreno 4 días a la semana. Esto ayuda a que los músculos tengan tiempo de recuperarse y pueda continuar con mis entrenamientos sin complicaciones. Y no sólo el cuerpo lo agradece, también la mente. Así tendrás días a los que puedas dedicarle tiempo a otra actividad recreativa, como ir al cine, por un café o salir a cenar.

Recuerda que no todo es running, existen otras cosas en la vida que también debemos disfrutar. Al final, como dicen los de 42Kitchen:

Porque no sólo de correr vive el runner.

REGISTRAR TUS AVANCES

7. no registrar tus avances

Si bien es cierto que no es obligatorio comprarse un reloj GPS o correr con el celular, es importante que lleves un registro de tus actividades. Así podrás darte cuenta de lo mucho que has avanzado.

Analizar información siempre ha sido la clave para lograr el éxito en cualquier ámbito. Piensa en una empresa que vende algún producto. Si no llevaran el registro de sus ventas, no podrían saber qué productos necesitan surtir, porque no sabrían cuáles son los más vendidos.

Así, los runners debemos llevar siempre un registro de actividades. Por ejemplo, es importante saber cuántos kilómetros hemos corrido, en cuánto tiempo lo hacemos. Cuáles días de la semana son mejores para entrenar, etc. Esto te ayudará a saber tus fortalezas como corredor y también tus debilidades.

Por ejemplo, a mí siempre se me complica entrenar los viernes. Porque es cuando termina mi semana laboral y a veces es cuando más pendientes surgen en la oficina al terminar el día. Por lo que nunca podía ir a entrenar, rompiendo así mi rutina. Para evitar esto, en mis planes de entrenamiento, simplemente decidí no entrenar los viernes, así me resulta más fácil cumplir mis objetivos.

También es importante recalcar no ser tan obsesivo con los números. Los relojes GPS nos dan una gran cantidad de datos, pero no debemos acomplejarnos con ellos. Llévatela tranquilo, los datos sólo sirven para analizar y mejorar en las áreas de oportunidad que tenemos, no para volvernos locos.

 

Hasta aquí mi publicación de hoy, si te ha parecido interesante por favor compártelo en tus redes sociales o comenta cuáles errores has cometido y cuáles has evitado. Recuerda que somos comunidad, y estamos para apoyarnos en este mundo maravilloso del running.

Fotografía de Matthew LeJune, Victoire Joncheray, Massimo Sartirana, Drew Coffman, Stephen Dawson y Brooke Lark en Unsplash

 

Autor: Paul Soberanes

Un nerd que una vez empezó a correr y desde entonces trata de motivar a otros para que hagan lo mismo.